lunes, 22 de junio de 2009

RESEÑA: Julio Ramón RIBEYRO. Prosas apátridas


Alpha n.25 Osorno dic. 2007 ALPHA Nº 25 Diciembre 2007 (263)
RESEÑA Julio Ramón RIBEYRO. Prosas apátridas. Barcelona: Seix Barral, 2007, 140 pp.

Después de una primera edición parcial de las Prosas apátridas en 1975, la editorial Seix Barral nos presenta ahora los textos completos de la obra. ¿Qué son estas “prosas apátridas”? No son los textos de un autor sin patria, sino textos en prosa que no caben en ningún otro género literario y que han encontrado su patria en este libro. La lectura de los 200 textos es como una tertulia en un café (¿parisino?) con un interlocutor que nos encanta con sus ideas cada vez nuevas y originales, con su observación minuciosa de la realidad de la vida, con sus comentarios acertados sobre esto o aquello. En textos breves, que van de tres líneas hasta algo más de una página, descubrimos algunos secretos de la vida del autor y de nuestra propia vida. Los temas son múltiples y reflejan la complejidad de la vida. Es lógico que haya varios textos sobre el quehacer literario, el acto de escribir, la relación entre escritor y crítico, sobre la literatura y su responsabilidad social y la inspiración literaria en la vida a través de la memoria del autor.

Al lado de estos textos se encuentran un sinnúmero de textos que van en torno a la filosofía práctica de Ribeyro. Tratan de los “winners and loosers” en la vida, de las clases sociales y sus modales, de los machos mediterráneos, del alcoholismo, de la vida móvil o casera, del dinero y la felicidad, de la relación entre tiempo y espacio, para dar sólo algunos ejemplos. Luego, hay descripciones breves, que hacen pensar en un cuadro de ambiente, poemas en prosa como los textos sobre Andalucía (Nº 59) y París (Nº 190), textos anecdóticos sobre la vida cotidiana del autor, breves esbozos sobre autores como Lezama Lima (Nº 156) o los autores latinoamericanos en general (número 142), textos sobre tipos humanos al estilo de Los caracteres de La Bruyère (p.e. “las pavitas” del texto Nº 168), textos sarcásticos como ésos sobre el proyecto de una editorial francesa que, para mejor venta de los clásicos, los publicará con prefacios de Brigitte Bardot (para Baudelaire), del ciclista Raymond Poulidor (para Proust) y de Jean-Paul Belmondo (para Rimbaud). Algunos textos son sencillamente divertidos como aquél sobre el cuerpo humano y las reglas de la simetría (Nº 121) o el sobre la moda como “un disfraz colectivo” (p. 23).

Es difícil hacer justicia a este libro en las pocas líneas de las que dispone una reseña. Para resumir mi impresión de este libro tan complejo voy a citar el texto Nº 140: “Imaginar un libro que sea desde la primera hasta la última página un manual de sabiduría, una fuente de regocijo, una caja de sorpresas, un modelo de elegancia, un tesoro de experiencias, una guía de conducta, un regalo para los estetas,… un consuelo para los desdichados y un arma para los impacientes. ¿Por qué no escribirlo? Sí, pero, ¿cómo? y ¿para qué?

Las respuestas a las preguntas finales, el “¿cómo?”, es el presente libro y el “¿para qué?” es el dar placer a los lectores.

Ewald Weitzdörfer Zwanzigerstr. 34, 87435 Kempten, Alemania



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada